Contracción muscular (Parte 1)

¿Conoces los distintos tipos de contracción muscular?

Hoy toca hablar del músculo, y, seguramente, como nunca te lo habían contado. El músculo es un órgano formado por fibras contráctiles (o fibras musculares). En el cuerpo humano, encontramos tres tipos de músculos, según la morfología de sus fibras y su función.


En primer lugar, tenemos los músculos estriados, que se caracterizan por tener una contracción voluntaria y estar unidos al esqueleto. Por eso, a estos músculos se les conoce también como músculos esqueléticos.
También encontramos músculos lisos, que son de contracción involuntaria, no contienen estrías y recubren las paredes de casi todos los órganos huecos del cuerpo (a excepción del corazón).


Por último, tenemos el músculo cardiaco, también conocido como miocardio. Posee características comunes con los dos tipos de músculos anteriormente citados, ya que es estriado (como el músculo esquelético), pero es de contracción involuntaria (como el músculo liso). Se encarga de bombear la sangre por el sistema circulatorio mediante su contracción.

Photo by Karl Solano on Pexels.com

«La contracción del músculo consiste en el deslizamiento de los miofilamentos finos de actina sobre los miofilamentos gruesos de miosina…»

Guyton & Hall (2016). Tratado de fisiología médica.


El sistema nervioso central va a ser el encargado de controlar al músculo esquelético, mientras que el sistema nervioso autónomo hará lo mismo tanto con el músculo liso como con el cardiaco.

Nos centraremos en el músculo esquelético, aquel encargado del movimiento de nuestro cuerpo: cada fibra muscular estriada contiene varios cientos a varios miles de miofibrillas. Estas, a su vez, se pueden dividir en sarcómeros, que son las unidades anatómicas y funcionales del músculo esquelético. Dentro del sarcómero destacan dos proteínas: la actina y la miosina, las verdaderas responsables de la contracción.

La contracción del músculo consiste en el deslizamiento de los miofilamentos finos de actina sobre los miofilamentos gruesos de miosina, todo esto regulado por la intervención del sistema nervioso y la participación del calcio (Ca2+).

Partes del músculo


No todas las fibras musculares esqueléticas tienen las mismas características metabólicas, y, por tanto, funcionales. Siguiendo estas características, nos vamos a encontrar dos tipos: las fibras tipo I y las fibras tipo II, que a su vez se dividen en IIA y IIB. Los tres tipos de fibras musculares coexisten en un mismo músculo, aunque en distinta proporción.
Comenzando con las fibras tipo I, están destacan por ser rojas como consecuencia de su abundante contenido en mioglobina. Poseen un gran número de mitocondrias, lo que les va a proporcionar una gran resistencia a la fatiga. Son fibras oxidativas lentas, de metabolismo aeróbico, específicas para contracciones repetidas de poca intensidad y de larga duración: son fibras de resistencia. Los músculos con este tipo de fibras mayoritariamente se denominan músculos tónicos, y van a tender a la hipertonía y al acortamiento. Destacan por tener una función estabilizadora. Como ejemplo de músculos con este tipo de fibras encontramos la musculatura profunda de la columna vertebral.
Siguiendo con las fibras tipo IIB, estas destacan porque se contraen de manera rápida. Son de metabolismo anaeróbico y cuentan con menos mitocondrias, por lo que son poco resistentes a la fatiga. Son fibras de color blanco. Los músculos con este tipo de fibras mayoritariamente son llamados músculos fásicos, que tienden a la debilidad y la hipotonía. Estos músculos van a destacar por su función movilizadora. Músculos como el tríceps braquial o el cuádriceps tienen mayoritariamente este tipo se fibras.
Por último, las fibras IIA están a mitad de camino entre las fibras tipo I y las IIB: tienen más mitocondrias y mioglobina que estás últimas. Tienen un metabolismo con el que pueden resistir algo la fatiga.
El porcentaje de fibras musculares parece determinado genéticamente, aunque el entrenamiento específico parece inducir diferencias en la distribución del tipo de fibras musculares en relación con el deporte practicado: los deportistas de resistencia tienen predominio por las fibras tipo I, mientras que los deportistas de potencia tienen predominio de fibras tipo II.

Sabiendo ya cómo se contrae el músculo esquelético, ¿te atreves a conocer los tipos de contracción muscular?


Podemos diferenciar dos grandes tipos de contracción muscular: isométrica e isotónica. Dentro de la isotónica encontramos la contracción concéntrica y la contracción excéntrica. La principal diferencia entre los tres tipos de contracción las veremos a continuación.


Hablamos de contracción isométrica cuando el músculo se contrae y no se le permite modificar su longitud. El músculo desarrolla más o menos fuerza durante la contracción isométrica en función de la posición del músculo. La fuerza muscular isométrica varía en función de la longitud del sarcómero: si no estamos en la longitud óptima, la capacidad de generar fuerza isométrica decrece. El estiramiento previo proporciona un aumento transitorio de la fuerza isométrica (por el reflejo miotático).


La contracción isotónica concéntrica es aquella en la que se produce un acortamiento muscular durante la contracción. El origen y la inserción del músculo se acercarán durante la contracción. Cuando el músculo se contrae para mover una carga menor que su fuerza isométrica máxima, el músculo se acorta. Si disminuimos la carga, la velocidad de contracción aumenta. Además, a medida que avanza la velocidad de contracción, se va a disminuir la fuerza muscular.

Cómo es una contracción?


Por último, la contracción isotónica excéntrica es aquella en la que hay un alargamiento del músculo durante la contracción. El origen y la inserción del músculo se alejarán durante la contracción. Está presente en la gran parte de actividades de la vida diaria y en el deporte.

«…tipos de contracción muscular: isométrica e isotónica».

Y bien, ahora ya sabes en qué consiste cada tipo de contracción, pero ¿sabrías cuál emplear en rehabilitación o en un entrenamiento?


A continuación, veremos algunos de los efectos que tienen los distintos tipos de contracción en el contexto de rehabilitación y de entrenamiento.
Entre los beneficios que tiene el ejercicio con contracción isométrica, encontramos beneficios relacionados con la salud y el rendimiento, mejora de la fuerza, el salto vertical, sprint y rendimiento específico de algunos deportes. Desde el punto de vista de una rehabilitación, se ha visto su eficacia en el manejo del dolor y reducción de la presión arterial.


Siguiendo con los beneficios del ejercicio con contracciones isotónicas (concéntrica y excéntrica), encontramos la ganancia muscular, el aumento de fuerza muscular, efectos hormonales como la disminución de cortisol (relacionado con el estrés) o la segregación de dopamina o serotonina, la mejoría de la densidad ósea, el aumento el metabolismo de la grasa, aumento de la “stifness» de la unión miotendinosa, entre otros efectos. En el marco de la rehabilitación se han visto los efectos que tiene en el manejo de dolor, en el aumento de la movilidad o en la ganancia de la autoeficacia y confianza por parte del paciente del paciente.


Además, la contracción excéntrica permite la liberación de energía mecánica durante la desaceleración del cuerpo (ej: bajando las escaleras), lo que va a permitir que el movimiento sea controlado y armonioso. También se suele emplear esta contracción cuando se pauten sesiones de prevención de lesiones. Por otro lado, la lesión muscular está asociada normalmente a este tipo de contracción.


Así, sabemos que con la contracción concéntrica se necesitan más fibras reclutadas que para la contracción excéntrica. Por otro lado, la contracción excéntrica genera mayor tensión mecánica en el músculo.
Se pueden combinar entre sí para sacar el mayor partido a nuestros músculos y nuestro entrenamiento. Conocer las bases que están tras la contracción muscular nos va a permitir progresar en nuestro proceso de recuperación o en el entrenamiento de una manera más segura.


Los cambios de la fuerza muscular tras ejercicio se deben a un aumento del tamaño de las fibras musculares, y no a un aumento del número de fibras como se suele pensar. Para conseguir el fortalecimiento muscular se debe reclutar el mayor número posible de fibras con un estímulo de carga lo suficientemente alto.


¿Conoces los secretos de la pliometría? ¿Qué es el ciclo de estiramiento-acortamiento? ¿Existe alguna contracción que sea mejor para tratar una tendinopatía?


¡Próximamente hablaremos de estos temas!

No dudes en ponerte en manos de un profesional para que avances sin límites.

Síguenos también en Instagram y facebook:

instagram.com/fisiolils

https://www.instagram.com/fisiolils


¡En FisioLILS podrás contar con los mejores profesionales que te ayudarán a progresar y te guiarán para cumplir con todos tus objetivos!

Bibliografía:
⦁ Guyton & Hall (2016). Tratado de fisiología médica.
⦁ Fernández de las Peñas, C. y Melián Ortiz, A. (2013). Cinesiterapia: Bases fisiológicas y aplicación clínica.

40.3671275-3.7617904

¿Qué hacer durante una inmovilización?

A lo largo de los años, justo en el momento que experimentamos tras una lesión (fase aguda), se ha optado por el reposo como herramienta única y principal de tratamiento en los primeros días -incluso semanas- de rehabilitación.  

Protocolos como RICE (Reposo – Hielo – Compresión – Elevación) o PRICE (que añade la Protección a las cuatro pautas anteriores) han sido sustituidos paulatinamente por el POLICE (Protección – Carga Óptima – Hielo – Compresión – Elevación). 

Photo by Anna Shvets on Pexels.com

¿Notas alguna diferencia entre RICE y POLICE? En efecto, se diferencian en que el primero opta por el reposo y el segundo por la carga óptima.  

Y bien, ¿cuál es mejor? ¿Por cuál debemos optar en nuestra rehabilitación? ¿Qué podemos hacer durante una inmovilización? Intentaremos responder a estas preguntas a continuación. 

El método POLICE, como hemos visto, incluye en la rehabilitación el trabajo con cargas óptimas, para ir mejorando poco a poco de la lesión. Durante la fase aguda de una lesión, debemos evitar el reposo absoluto para impedir el desacondicionamiento general de nuestro cuerpo y favorecer el proceso de recuperación y regeneración de los tejidos, así como evitar conductas de kinesiofobia (miedo al movimiento), estrés, etc. Optaremos, por tanto, por el método POLICE en caso de una lesión en fase aguda. 

El fisioterapeuta va a ser el profesional de la salud que te va a ayudar a ajustar la carga óptima en cada momento de la lesión, con el fin de conseguir tu recuperación funcional.  

Ahora bien… y si estoy inmovilizado, ¿qué puedo hacer? Contamos con muchas herramientas para realizar durante una inmovilización, entre las que encontramos: 

  • Entrenamiento de la extremidad contralateral (del lado sano) o cross-education 
  • Observación de acciones 
  • Imaginería motora  
  • Terapia espejo 

La inmovilización de un miembro conduce a una reducción de la fuerza debido a la falta de adaptación del cuerpo. Existen cambios en el cerebro mientras se está inmovilizado, que van a provocar una pérdida a nivel funcional. Así, el entrenamiento de la extremidad contralateral o cross-education, ayudaría a reducir esa pérdida de funcionalidad. Además, favorece la ganancia de fuerza muscular y previene la atrofia muscular, como vemos en los estudios de Farthing et al. y Munn et al. 

Para continuar hablando de la observación de acciones, hay que hablar de unas de las células más interesantes que hay en el cerebro: las neuronas espejo. Estas neuronas fueron descubiertas en el transcurso de un experimento con monos en el que el equipo de investigadores italianos, encabezado por Giacomo Rizzolatti, estudiaba la preparación del movimiento. Sin embargo, la casualidad los llevó a detectar, a modo de serendipia, unas neuronas que se activaron mientras un mono observaba al investigador coger un cacahuete. Tras meses de investigación, pudieron comprobar que las neuronas se seguían disparando cada vez que el mono observaba algún objeto de su interés. Ahora bien, algunas investigaciones han podido constatar que las neuronas espejo no se activan solo con la realización u observación de una acción, sino que también lo hacen cuando se observa el contexto de la acción o cuando se perciben conductas que ponen de manifiesto la intención de realizarla. Aunque la activación de las neuronas espejo está íntimamente relacionada con experiencias pasadas y presentes, también influye de manera importante en la toma de decisiones futuras. Además, estas neuronas están íntimamente relacionadas con la empatía. 

Dicho todo esto, se ha visto que la utilización de la observación de acciones tiene dos objetivos: la disminución de la amenaza potencial percibida ante una determinada tarea y la disminución de los cambios a nivel del sistema nervioso central provocados por el desuso o inactividad. La observación de acciones puede ser el primer paso para una exposición gradual con la que disminuir la percepción de amenaza ante una determinada tarea. Además, podemos trabajarla mediante la observación de imágenes relacionadas con la tarea que queremos realizar, teniendo en cuenta la complejidad de ésta. Uno de los ejercicios que cuenta con más evidencia es la discriminación de la lateralidad, en la que se les pide a los pacientes que tomen lo más rápido que puedan la decisión sobre si la imagen de la extremidad (manos, pies, hombros, rodillas, etc.) que observan es izquierda o derecha.  

Photo by Dinielle De Veyra on Pexels.com

Yendo un poco más allá, tenemos la imaginería motora, definida como un «estado mental dinámico durante el cual se representa una tarea motora, sin que se produzca la misma» (Mizuguchi N. et al., 2012), o lo que viene a ser lo mismo: imaginar que estás realizando un movimiento en concreto. Su uso está más que demostrado para el aumento de fuerza y la disminución del dolor, así como para el aprendizaje motor de una tarea: imaginar un movimiento antes de realizarlo disminuye la percepción de amenaza y mejora su posterior ejecución.  

Existen varios tipos de imaginería motora, que se pueden combinar entre sí: visual, espacial, cinestésica o dinámica.  La tarea imaginada puede hacerse en primera persona (siendo el protagonista) o en tercera persona (siendo un espectador). Además, aspectos como el contexto, el timing de imaginación (que sea a velocidad real) o la fatiga mental, serán aspectos a tener en cuenta en la sesión. 

Por supuesto, se pueden combinar la observación de acciones y la imaginería motora. De hecho, hay estudios que demuestran que su aplicación conjunta mejora el rango de movimiento del cuello en pacientes con Dolor de Cuello Crónico Inespecífico (DCCI), cuando se visualizan e imaginan imágenes con el rango total de movimiento de cuello. 

Por último, encontramos la terapia espejo, que consiste en la observación del reflejo en un espejo de la extremidad intacta. Inicialmente fue utilizada en el tratamiento de personas que sufrían el llamado “dolor de miembro fantasma”, en pacientes que habían sufrido una amputación, aunque ahora su campo de actuación es más amplio, empleándose en el tratamiento del ictus, síndrome de dolor regional complejo o en una inmovilización, entre otras patologías.  

Terapia de espejo

La terapia espejo arroja evidencia en cuanto a mejoras de la movilidad, fuerza y dolor de la extremidad afectada, así como a la disminución del catastrofismo y las conductas de miedo-evitación. Con una progresión adecuada se pueden conseguir resultados esperanzadores: empezaremos sin mover la extremidad afectada, hasta moverla en diferentes tareas y situaciones. Incluso su efecto se puede ver potenciado si se combina con otras herramientas, como re-entrenamiento sensorial o entrenamiento con restricción del flujo sanguíneo.  

Es necesario puntualizar que todas las herramientas expuestas anteriormente tienen pros y contras, en función del lugar de la lesión, la fase de ésta, la persona o la capacidad de imaginación, entre otras cosas. Ponerte en manos de un profesional será la mejor solución para mejorar y recuperarte de tu lesión desde el primer minuto. 

¡Ven a conocernos a FisioLILS (@fisiolils en Instagram), donde tanto nuestros fisioterapeutas, Lidia y Dani, como nuestro entrenador funcional, Santi, estarán encantados de ayudarte con todo tu proceso de recuperación! 

¿De qué te gustaría que hablaremos en las siguientes entradas del Blog? ¡Háznoslo saber y nos pondremos manos a la obra! 

Un viaje de mil millas comienza por el primer paso” (Lao-Tse) 

Bibliografía:  

  1. Libro: Entrena tu cerebro: Estrategias de recuperación durante un periodo de inmovilización – Daniel Varela. 
  1. Farthing JP, Krentz JR, Magnus CRA. (2009). Strength training the free limb attenuates strength loss during unilateral immobilization. J Appl Physiol ;106(3):830–836. 
  1. Munn J, Herbert RD, and Gandevia SC. (2004). Contralateral effects of unilateral resistance training: a meta-analysis. J Appl Physiol 96: 1861– 1866. 
  1. Moseley GL. Graded motor imagery is effective for long-standing complex regional pain syndrome: a randomised controlled trial. Pain. 2004 Mar;108(1–2):192–8. 
  1. Schuster C, Hilfiker R, Amft O, Scheidhauer A, Andrews B, Butler J, et al. Best practice for motor imagery: a systematic literature review on motor imagery training elements in five different disciplines. BMC Med [Internet]. 2011 Jun 17;9:75. 
  1. Moseley GL. Graded motor imagery is effective for long-standing complex regional pain syndrome: a randomised controlled trial. Pain. 2004 Mar;108(1–2):192–8. 
  1. Slimani M, Tod D, Chaabene H, Miarka B, Chamari K. Effects of Mental Imagery on Muscular Strength in Healthy and Patient Participants: A Systematic Review. J Sports Sci Med. 2016 Sep 1;15. 
  1. Thieme H, Morkisch N, Mehrholz J, Pohl M, Behrens J, Borgetto B, et al. Mirror therapy for improving motor function after stroke. 
  1. Louw, A., Puentedura, E. J., Reese, D., Parker, P., Miller, T., & Mintken, P. E. (2017). Immediate Effects of Mirror Therapy in Patients With Shoulder Pain and Decreased Range of Motion. Archives of Physical Medicine and Rehabilitation, 98(10), 1941–1947. 

Pilates Reformer, por qué no te habré conocido antes?

Seguro que has oído hablar del método PILATES. Hace años hubo un boom aunque los que venimos del mundo de la danza y del deporte lo conocíamos hace muchísimo más tiempo. De hecho, yo como estudiante de danza en el conservatorio lo practicaba como alumna hace unos 20 años…

«Si has ido al traumatólogo y te ha prescrito Pilates, no lo dudes, es Pilates máquinas lo que tu lesión,dolor o patología necesita, este método unido a buenos profesionales harán que dejes de padecer esas molestias»

El método ha ido mejorando y evolucionando a medida que los profesores que impartimos clase vamos complementando nuestra formación con estudios continuos y mejorándolo con otras disciplinas y conocimientos.

La práctica de Pilates se divide en dos estilos fundamentales: SUELO o MAT sobre una colchoneta, al cual a veces en los centros le sumamos implementos (fitball, pesas, theraband, rulo, bosu…) y MÁQUINAS (principalmente Cadillac y reformer).

En este artículo nos centraremos en Pilates Reformer, máquinas que podrás encontrar en tu centro, LILS.


¿Dime cuál es tu dolor muscular?

La receta seguramente sea, Reformer. Esta máquina hará que puedas hacer todos los ejercicios, pero evitando trabajar contra gravedad. Con ella lograrás coger la fuerza muscular necesaria para hacer una sentadilla, corregir la posición de tus pies y trabajar la fuerza de tus tobillos entre otras cosas… LUEGO podrás realizar contragravedad dichos ejercicio y muchos ejercicios más.


¿Cuáles son los beneficios del Pilates con máquinas?

1. Ayuda a tener un mayor control y equilibrio.
2. Estabiliza y fortalece el cuerpo sobretodo la columna vertebral.
3. Mejora la coordinación y precisión de los movimientos. Pilates máquinas nos ayuda a que el cuerpo tenga una mayor precisión en los movimientos y una DISOCIACIÓN, mover solo «una parte del cuerpo» mientras el cuerpo está ESTABLE en otra posición.
4. Se adquiere conciencia corporal.
5. Mejora la armonía con uno mismo y con el entorno. Al salir de una de nuestras clases sentirás un bienestar global con conciencia de zonas de tu cuerpo que antes no sentías, además tu respiración será más profunda y consciente.
6. Aumenta la resistencia. En Pilates máquinas, la máquina te reta día a día. Con la guía de un profesional tú RESISTENCIA irá aumentando ya que la resistencia se rige mediante los muelles. Estos hacen que el cuerpo vaya aumentando de manera progresiva.
7. Gran Trabajo y mejora del transverso abdominal . El centro es el «power house» y todo el cuerpo ha de activarse partiendo desde ahí. El músculo transverso del abdomen envuelve la cintura a modo de corsé y ayuda al suelo pélvico y a los músculos de la estabilización sobre todo los erectores de la columna.
8. Mejora la prevención y rehabilitación de lesiones, motivo por el cuál con el paso de los años, los FISIOTERAPEUTAS, estamos cada vez más ligados a él. Ya que es complementario a nuestro tratamiento en cabina. Al practicar pilates máquinas éstas permiten con los muelles asistirnos en el movimiento y adaptarlo mejor a nuestras necesidades de cada momento.
9. Alivia el dolor de espalda, ya que Pilates máquinas nos ayuda a adoptar una MEJOR POSTURA y no forzarlo al realizar los ejercicios.
10.Trabaja zona pélvica, tan importante y desconocida para much@s. Ésta musculatura sufre mucho en otro tipo de prácticas deportivas de impacto y puede ocasionarnos más adelante patologías si no la trabajamos desde hoy.

Conclusiones

Si has ido al traumatólogo y te ha prescrito Pilates, no lo dudes, es Pilates máquinas, este método unido a buenos profesionales harán que dejes de padecer esas molestias.
Estos son los principales BENEFICIOS de Pilates con Máquinas. Sin lugar a dudas desde la primera sesión en nuestro centro LILS notarás los beneficios.
Recomendamos como mínimo practicar esta disciplina dos días a la semana. 
¿COMENZAMOS?
40.3671275-3.7617904

Diafragma, dónde estoy y qué puedo hacer

En nuestro artículo de hoy queremos hablarte de algo importante en nuestro día a día. «Alguien» que trabaja de manera inconsciente pasando desapercibido y que es de vital importancia en muchos aspectos. Nos referimos al DIAFRAGMA, queremos explicaros su importancia, y sus relaciones con nuestro bienestar psíquico y físico.

El equipo de FisioLILS, le da mucha importancia a la respiración, al correcto funcionamiento y movilidad de nuestro DIAFRAGMA y te invitamos a que descubras por qué tenemos que cuidar de él y prestarle más atención de la que normalmente le damos.

Por si aún no lo sabías es el músculo respiratorio (inspiratorio) más importante y puede influir en nuestro funcionamiento respiratorio, causarnos dolores viscerales, ocasionarnos contracturas musculares en la espalda, hacernos mantener una mala postura entre otras cosas…

Los problemas más comunes que nos ocasionará un bloqueo diafragmático son:

Dolor en la zona dorso lumbar y cervical

– Puntos dolorosos en el reborde costal.

Dolor en boca de estómago, digestiones difíciles, hipo.

– Sensación de ahogo, no poder respirar bien, ansiedad, estrés…

Pinchazos en el pecho,sensación de carga en la boca del                                                          estómago y en algunos casos insomnio. 


¿Qué es?

Es el músculo respiratorio inspiratorio más importante como hemos dicho antes. Está situado encima de las vísceras (estómago, hígado…) Tiene forma de paracaídas que se engancha a nuestras costillas inferiores, tanto por delante como por atrás y a las vértebras desde la zona dorsal hasta la última lumbar.

El movimiento de nuestro DIAFRAGMA consiste en bajar o descender cuando cogemos aire, inhalar y al soltar aire o exhalar, el DIAFRAGMA asciende.

Os ponemos el ejemplo de un desatascador, para que entendáis como funciona. Cuando sube ejerce una succión muy beneficiosa para prevenir diversas patologías a nivel visceral, suelo pelvico, hernias… Es por ello que el buen funcionamiento del diafragma es tan importante en nuestra labor de PREVENCIÓN.


Seguro que te estás preguntando por qué se bloquea tu DIAFRAGMA.

Pues bastante sencillo y complicado a la vez; situaciones de estrés, miedo, angustia o preocupaciones, son estados emocionales de activación simpática, que alteran su buen funcionamiento. Estos estados aumentan nuestro ritmo cardíaco, y secundariamente alternan el ritmo respiratorio. Esto nos genera un exceso de tensión en el DIAFRAGMA y provoca el famoso «bloqueo diafragmático» del que hablamos hoy.

No sólo el campo emocional puede ser el causante. Nuestro DIAFRAGMA es punto convergente de las cadenas musculares y punto importante para las tensiones fasciales. Es decir, nuestro DIAFRAGMA recibe las tensiones musculares que suben desde las piernas y las que bajan procedentes de la cadena muscular superior. Está es la principal razón por la cuál el correcto funcionamiento y movilidad de nuestro DIAFRAGMA repercute en nuestra postura corporal.

Y a su vez una correcta postura nos facilita una buena movilidad y no tensión en nuestro DIAFRAGMA.

Si no le prestamos la atención y el trabajo de conciencia corporal necesario nuestra respiración y por lo tanto la oxigenación se vera disminuida y aparecerán bloqueos en el sistema digestivo, circulatorio, piernas cansadas, varices, problemas suelo pélvico, etc…


¿Cómo podemos relajarlo?

Lo primero sería acudir a un buen terapeuta para que te realice un correcto diagnóstico de tu problema. En nuestro centro FisioLILS contamos con profesionales que mediante técnicas manuales te ayudarán a valorar cómo está tu diafragma y lo tratarán . Por otra parte, a continuación os dejamos un vídeo en el que desde casa podéis trabajar para relajarlo y aliviar dichas tensiones.

Para evitar que nuestro DIAFRAGMA se bloquee lo mejor es ser conscientes de nuestra respiración y hacerlo bien. En esto las disciplinas como Pilates o Yoga pueden ayudarte.

Por último recordarte que el DIAFRAGMA forma parte del «core» al igual que nuestro suelo pélvico, uno cerrándolo por la parte superior y el otro por la parte inferior. Ambos están íntimamente relacionados y el correcto funcionamiento de uno influye en el otro y viceversa.

Os dejamos un vídeo con el que podréis trabajar vuestro «core».

Rutina de CORE, ayuda a tu diafragma

No olvidéis que cuando éste trabaja de manera correcta y coordinada en su conjunto, es centro de gravedad, de estabilidad y de energía del cuerpo además del perfecto aliado para prevenir las disfunciones del suelo pélvico.


Relaja tu diafragma, cuídale

Conclusión: Las tensiones diarias, el estrés, la ansiedad, la angustia, la depresión, el miedo, el dolor, los malos hábitos y las malas posturas… repercuten directamente sobre el DIAFRAGMA haciendo que se tense y esto nos ocasionará consecuencias.

Esperamos que te haya aclarado situaciones y dudas. Ojalá esta entrada te haga reflexionar sobre qué estas haciendo bien y qué estas haciendo menos bien para cambiarlo.

Recordad que el bienestar y la salud está al alcance de todos, en manos de buenos profesionales y con constancia TODO es posible.

Hasta el próximo domingo familia.

Volver de vacaciones… cómo empezar?

En este artículo compartimos nuestro secreto para volver a una vida saludable sin «morir» en el intento.

Hay varias premisas para conseguir un objetivo saludable, el primero y más importante es volver a moverse.

Te proponemos la siguiente ecuación para volver a empezar.

(C + E + e) d = Éxito

C: Calentamiento

E: Entrenamiento

e: estiramientos

d: descanso activo (no tumbarse en el sofá)

Calentamiento (C)

Para nosotros la parte principal de entrenamiento, aquí es donde engrasamos la máquina para empezar a movernos.

Te recordamos que antes de entrenar no es aconsejable hacer estiramientos estáticos. En su lugar podemos hacer ejercicios de estiramientos dinámicos, como mostramos en este vídeo de nuestro canal de YouTube FisioLILS

Estiramientos dinámicos

Con estos ejercicios podemos empezar cualquier actividad, que principalmente involucre las piernas y cadera, por ejemplo correr, fútbol, baloncesto… incluso para hacer una buena caminata saludable.

Entrenamiento (E)

Vamos a sumarle al Calentamiento, el Entrenamiento (que nos gusta llamar, «entrenamiento inteligente«) ya tendríamos C + E.

¿Por qué lo llamamos inteligente?

Porque es el entrenamiento que nos acerca a nuestra meta, un entrenamiento medido para conseguir «no retroceder», que es lo verdaderamente importante.

Confía en los profesionales, es el secreto, confía en el programa que han preparado para ti.

Como ejemplo de entrenamiento para volver de vacaciones, te dejamos este vídeo. Siempre recordándote, que sobretodo al principio «menos es más».

Smart Training

Con todos estos ejercicios y otros que iremos publicando poco a poco, podremos hacer una gran sesión para ayuda de la salud y mejora del movimiento.

Estiramientos (e)

Utilizados como vuelta a la calma, nunca deben faltar en tus sesiones. Desde LILS os proponemos alternativas a estos como: liberación miofascial con rodillo, Pelotas de lacrosse, sesiones específicas de estiramientos enfocados principalmente en la musculatura trabajada.

Alivio dolor lumbar

Dolor de pies, fascitis

Descanso (d)

Aunque no lo creas, quizá la parte más importante de la ecuación, el descanso nos prepara y nos cura para el próximo entrenamiento.

Un descanso activo adecuado, como salir a caminar, pasear en bici o incluso una sesión de pesas ligera, pueden ser poderosos aliados en nuestra recuperación.

Al descanso activo nos ayudan y mucho, los fisios. Ellos saben cómo y qué hacer para aliviar dolores y contracturas que limitan nuestra recuperación.

Si unimos todo lo explicado anteriormente y nos ponemos en manos expertas, la solución a esta ecuación solo puede ser uno, ÉXITO!

Conclusión

Sabemos lo duro que suele ser volver de vacaciones, déjanos ayudarte a volver al estado en el que estabas antes de este mes, en el que hemos dejado de lado la alimentación, el ejercicio, los horarios rutinarios… o simplemente te has propuesto empezar a mejorar tu calidad de vida, solo necesitas tres cosas, lo demás viene solo. Recuerda estas cosas son: compromiso, paciencia y el trabajo de un profesional que sepa guiarte.

¿Por qué acudir al fisioterapeuta cuando no te duele nada?

¿Por qué esperar a estar lesionado para acudir al fisioterapeuta?

En LILS, los fisioterapeutas tenemos una labor fundamental la prevención.

La mayoría de nosotros solemos acudir cuando notamos molestias, dolor, perdida de movilidad o inflamación entre otros síntomas que nos impiden realizar de manera correcta nuestras actividades deportivas o de la vida diaria.

Todo lo que tienes que recordar es Prevención. Desde el equipo de FisioLILS nuestra labor como fisioterapeutas es la de ayudaros a prevenir posibles lesiones o patologías, y esto puede hacerlo si venís a visitarnos antes de estar lesionados. Nuestro equipo multidisciplinar de entrenadores, fisioterapeutas, nutricionistas, podólogos… pueden dar con la clave en tu futura lesión.

«…nuestra labor es la de ayudar a prevenir posibles patologías y lesiones…»

Con  un programa individualizado,  diagnóstico exhaustivo, recomendaciones alimentarias, ejercicios específicos de entrenamiento, posturas importantes a cuidar en nuestro día a día… La mayoría de dolores de espalda y articulaciones proviene de una mala postura corporal, o una manera incorrecta a la hora de realizar ejercicios sin supervisión de un profesional;  por lo que visitar a un buen equipo y recibir sus consejos para evitar la disfunción postural es crucial en la prevención.

Recuperar la movilidad de las articulaciones o mantenerla es otros de los motivos que nos pueden llevar a la consulta de nuestro centro sin que sintamos ningún tipo de dolor.

A través de diferentes técnicas de movilidad,estiramientos, puede ayudarnos a mejorar ese rango de movilidad de las articulaciones, que nos dará una mejor calidad de vida.

Queremos que tú objetivo no sea solo vivir un mayor número de años. Nuestro objetivo como profesionales en  el sector es aconsejarte cómo llevar un estilo de vida más activo a través del movimiento, que te ayude a prevenir lesiones y vivir mejor.

En el caso de un deportista, la visita preventiva al centro FISIOLILS tiene un valor especial: nuestros especialistas te indicarán la mejor manera de preparar una competición o un entrenamiento, de modo que no pongamos en riesgo nuestra salud muscular. Cuántos días descansar antes de una competición, cómo proteger nuestras articulaciones… Así como realizar entrenamientos específicos para cada persona en zonas más débiles y propensas a sufrir lesiones. Muy importante en este tipo de trabajo de prevención el entrenamiento propioceptivo entre otros…