Volver de vacaciones… cómo empezar?

En este artículo compartimos nuestro secreto para volver a una vida saludable sin «morir» en el intento.

Hay varias premisas para conseguir un objetivo saludable, el primero y más importante es volver a moverse.

Te proponemos la siguiente ecuación para volver a empezar.

(C + E + e) d = Éxito

C: Calentamiento

E: Entrenamiento

e: estiramientos

d: descanso activo (no tumbarse en el sofá)

Calentamiento (C)

Para nosotros la parte principal de entrenamiento, aquí es donde engrasamos la máquina para empezar a movernos.

Te recordamos que antes de entrenar no es aconsejable hacer estiramientos estáticos. En su lugar podemos hacer ejercicios de estiramientos dinámicos, como mostramos en este vídeo de nuestro canal de YouTube FisioLILS

Estiramientos dinámicos

Con estos ejercicios podemos empezar cualquier actividad, que principalmente involucre las piernas y cadera, por ejemplo correr, fútbol, baloncesto… incluso para hacer una buena caminata saludable.

Entrenamiento (E)

Vamos a sumarle al Calentamiento, el Entrenamiento (que nos gusta llamar, «entrenamiento inteligente«) ya tendríamos C + E.

¿Por qué lo llamamos inteligente?

Porque es el entrenamiento que nos acerca a nuestra meta, un entrenamiento medido para conseguir «no retroceder», que es lo verdaderamente importante.

Confía en los profesionales, es el secreto, confía en el programa que han preparado para ti.

Como ejemplo de entrenamiento para volver de vacaciones, te dejamos este vídeo. Siempre recordándote, que sobretodo al principio «menos es más».

Smart Training

Con todos estos ejercicios y otros que iremos publicando poco a poco, podremos hacer una gran sesión para ayuda de la salud y mejora del movimiento.

Estiramientos (e)

Utilizados como vuelta a la calma, nunca deben faltar en tus sesiones. Desde LILS os proponemos alternativas a estos como: liberación miofascial con rodillo, Pelotas de lacrosse, sesiones específicas de estiramientos enfocados principalmente en la musculatura trabajada.

Alivio dolor lumbar

Dolor de pies, fascitis

Descanso (d)

Aunque no lo creas, quizá la parte más importante de la ecuación, el descanso nos prepara y nos cura para el próximo entrenamiento.

Un descanso activo adecuado, como salir a caminar, pasear en bici o incluso una sesión de pesas ligera, pueden ser poderosos aliados en nuestra recuperación.

Al descanso activo nos ayudan y mucho, los fisios. Ellos saben cómo y qué hacer para aliviar dolores y contracturas que limitan nuestra recuperación.

Si unimos todo lo explicado anteriormente y nos ponemos en manos expertas, la solución a esta ecuación solo puede ser uno, ÉXITO!

Conclusión

Sabemos lo duro que suele ser volver de vacaciones, déjanos ayudarte a volver al estado en el que estabas antes de este mes, en el que hemos dejado de lado la alimentación, el ejercicio, los horarios rutinarios… o simplemente te has propuesto empezar a mejorar tu calidad de vida, solo necesitas tres cosas, lo demás viene solo. Recuerda estas cosas son: compromiso, paciencia y el trabajo de un profesional que sepa guiarte.