Técnica fisioterapéutica innovadora muy efectiva en el tratamiento del dolor miofascial. Actúa específicamente en la liberación de los llamados puntos gatillo miofasciales (PGM).

Un profesional cualificado utiliza una aguja esteril de punción o acupuntura con el objetivo de llegar hasta el PGM de manera local y directa. La aguja puede considerarse una extensión de los dedos del terapeuta, la cual encuentra el punto gatillo y lo desactiva acabando con la sintomatología del paciente.

Por lo cual se convierte en una de las técnicas más efectivas en el tratamiento de: dolor, limitación de la movilidad…

Como toda técnica de tratamiento para lograr un completo éxito es importante la colaboración posterior de nuestro paciente. Mantener buenos hábitos posturales, realizar posteriormente los ejercicios recomendados por el experto, aplicación de frío durante los días posteriores…