En este momento de tu vida es cuando más debes cuidarte ya que tu bienestar, movilidad y tranquilidad serán el entorno que abrace y acompañe a tu bebé durante sus primeros meses de vida dentro de ti.

Durante el embarazo nuestro centro de gravedad cambia, con ello nuestra postura corporal y nuestra musculatura sufre los cambios intentando adaptarse de la mejor manera.

Prevenir dolores lumbares, cervicales, calambres, piernas cansadas e hinchadas se puede conseguir con una práctica regular de Pilates en LILS.

Pilates te ayudará:

– Disminuyendo el dolor de espalda y lumbares a traves de la movilidad, y del fortalecimiento de tu espalda,

– Fortaleciendo tu suelo pélvico y aprendiendo cuándo contraerlo y cuando relajarlo,

– Fortaleciendo tu pared abdominal trabajando los músculos de la manera adecuada para poder sobrellevar el peso de tu embarazo,

– Mejorará tu Equilibrio ayudándote a la hora de caminar y a combatir la torpeza de tu nueva postura.

No tardes en venir a probar todos sus beneficios…